Divina Misericordia

Queremos dedicar esta página especialmente a la Devoción del Misterio de la Divina Misericordia.

La Misericordia del Señor es infinita y siempre ha existido pero también, ha sido poco conocida por toda la humanidad. Nuestra intención con esta página es aportar también un poco al conocimiento de la devoción, orígenes de la misma, textos y comentarios. También incluiremos links a páginas externas donde se puede ampliar la búsqueda de más información.

Al igual que el resto de SomosCatolicos.org, el sitio es dinámico e iremos tratando de mantenerlo actualizado para ustedes.

 

Un poco sobre el Origen de la Devoción

 

El origen de esta devoción es muy reciente y se debe a Sor María Faustina Kowalska.

Nació en Glogowice en 1905, cerca de Cracovia, en Polonia. Unas pocas semanas antes de su vigésimo cumpleaños, entro a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Misericordia con el nombre María Faustina. A partir de 1931 y hasta 1938, año de su muerte, sor Faustina, tuvo una serie de revelaciones de Jesús la cuales dejó por escrito en un diario compuesto por más de 600 páginas.

Durante casi veinte años esta devoción estuvo prohibida, pero desde el 15 de abril de 1978 la Santa Sede dio su autorización a la práctica de la devoción. Fue beatificada el 18 de abril de 1993 por S. S. Juan Pablo II y proclamada santa el 30 de abril de 2000.

La encíclica sobre la misericordia divina (“Dives in misericorida”, 30 de septiembre de 1980) subraya como función principal de la Iglesia proclamarla, practicarla y pedirla. El 22 de septiembre de 1981 el Papa Juan Pablo II dijo en el Santuario del Amor Misericordioso, sito en Collevalenza (Italia): “Desde el principio de mi Pontificado he considerado este mensaje como mi cometido especial. La Providencia me lo ha asignado”.

 

Divina Misericordia

Personajes más conocidos alrededor de la
Divina Misericordia

Sor Faustina

San Juan Pablo II

Padre Miguel Sopocko

Imagen de la Divina Misericordia

Divina Misericordia original

Extracto del Diario de Sor Faustina:

“Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío” (Diario 47).

22 de febrero de 1931 – Tiene una visión del Señor Jesús que le encomienda pintar una imagen según el modelo que ella ve.

2 de enero de 1934 – Por primera vez visita al pintor E. Kazimorowski, que ha de pintar la imagen de la Divina Misericordia.

29 de marzo de 1934 – Se ofrece por los pecadores y especialmente por aquellas almas que han perdido confianza en la Misericordia de Dios.

junio de 1934 – Queda terminada la imagen de la Divina Misericordia. Sor Faustina llora porque el Señor Jesús no es tan bello como ha sido en la visión.

“Por medio de esta imagen estaré concediendo muchas gracias, por eso, que cada alma tenga acceso a ella” (Diario 570).

Da click en la imagen o aquí para más detalles sobre la imagen.

 

Jaculatoria y Oración Breve

 

Jaculatoria: El Salvador ordenó a Sor María Faustina que escribiera, y la rezara con frecuencia, esta pequeña jaculatoria:

“Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en vos confío.”

Oración breve para rezar a las 3pm:

“Expiraste Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas y el océano de Tu Misericordia inundó todo el mundo. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta Tu última gota de sangre.” (IV, 59)

Lecturas importantes

 

Documentos:

 

Rezos:

 

Otros sitios para visitar y buscar información

 

Existen muchas páginas en Internet las cuales se pueden consultar para ampliar y conocer más información acerca del Misterio de la Divina Misericordia, algunas de ellas son las siguientes:

 

8 thoughts on “Divina Misericordia

    • Gracias por tu comentario Agustin. Todo sea por acercarnos al Señor efectivamente.

  1. Gracias a la Divina Misericordia, por favor recen por mí y por mi familia, especialmente mi prima que requiere de una operación de riñon.

    • Hola Kadiro, muchas gracias por su comentario y por supuesto que rezaremos por su prima. Dios la proteja.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *